Like

sábado, 28 de junio de 2014

Todo pasa por algo

Sean quienes sean las personas que están o se acercan a nuestras vidas en forma temporal o permanente lo hacen por alguna razón. Siempre hay un ¡para que! Las interpretaciones y situaciones pueden ser múltiples... me permito reflejarte algunas de ellas. Unas estarán en tu vida para expandir y expresar lo que hay en ti… en lo que te has convertido y eres. Cuando hayas elevado tu consciencia y vivas en el espíritu… en la dicha… en el Amor del Creador… eso serás y se te acercarán seres que vibren en tu misma situación. Esas personas deberían permanecer en tu vida. Otras vienen a nosotros y actúan como espejos… en general vemos en ellas algo que no nos gusta… emitimos juicios de valor sobre ello y en realidad vienen a mostrarnos algo que está en nosotros que nos negamos a reconocer en consciencia y deberíamos sanar… transmutar. Mientras no lo hagamos, esa clase de personas se presentarán en nuestras vidas… atraemos lo que irradiamos. Deberías aprender y sanar pronto... para evitar esa clase de personas. Y están aquellas que nos muestran lo que hemos sido y no queremos volver a ser… nos traen recuerdos de un pasado que no queremos repetir. Procura que esas personas no permanezcan mucho tiempo en tu vida. De todas tus experiencias humanas aprenderás algo… te llevarás algo… trata de que las personas que estén y permanezcan en tu vida te den un valor agregado a todo lo que tú eres… en todo lo que te has convertido.
Que Dios te bendiga!!! Que la paz reine siempre en tu espíritu!!!